Timo

Abella polinitzant el timo, cap d'ase, timol

Timo

Romani

Abella polinitzant el romani

Romani

Benvingut

WWW.AGA.CAT

Benvingut

Bienvenido

WWW.AGA.CAT

Bienvenido

Welcome

WWW.AGA.CAT

Welcome

AGA - Apicultors Gironins Associats

carles Foto ccma.cat324ACN Olot.-Los apicultores gerundenses están desplegando, con éxito, un tratamiento con insecticida para frenar la expansión de la avispa asiática. A la espera de cerrar la temporada y evaluar los resultados definitivos, las sensaciones son satisfactorias ya que el llamado 'método coreano' o 'troyano' está registrando un 70% de efectividad.

 

Consiste en pillar una avispa y impregnarla de insecticida para que, una vez vuelva al nido, la esparza entre los demás ejemplares. El sistema probarse el año pasado por primera vez en Les Planes (Garrotxa) y ahora se ha aplicado a nivel comarcal en la Garrotxa, Alt Empordà y el Gironès. Si se confirma la eficacia del método, informarán de la experiencia en el Departamento de Agricultura para el exporte toda Cataluña. Los apicultores gerundenses combinan el tratamiento con la captura tradicional de Vespa velutina reinas, con la que a principios de año impidieron la proliferación de 350 nidos de esta especie invasora.

 

Los buenos resultados de la prueba piloto realizada en octubre del año pasado en Les Planes han animado a los apicultores gerundenses desplegar el 'método coreano todo de La Garrotxa y el Alt Empordà -dos de las comarcas más afectadas por la avispa asiàtica- y en puntos concretos del Gironès. El sistema se inspira en un tratamiento aplicado a Corea para combatir otras especies. Un socio de Apicultores Gerundenses Asociados dio la idea después de descubrir un vídeo colgado en Internet. El método también se conoce con el nombre de 'troyano', en referencia al mito del caballo de Troya de la antigua Grecia. Al igual que el ejército griego derrotó a sus rivales introduciendo una gran figura de madera dentro de la ciudad fortificada de Troya, los apicultores confían en que el ejemplar de avispa asiática (velutina) que capturan y impregnan de insecticida les ayude a eliminar el nido cuyo prové.El tratamiento consiste en pillar una avispa asiática con la ayuda de una red. Le cortan las patas para evitar que pueda deshacerse del insecticida en polvo que previamente le han extendido en el abdomen (nunca a las antenas o la cabeza) y, una vez barnizada, se la deja volar en libertad para que pueda volver al nido. El producto acabará matando el resto de exemplars.Ara por ahora, aplican un insecticida de uso general. Si el método termina cuajando, quieren profesionalizarlo y optar por uno menos agresivo con el medio ambiente. Aunque con cautela a la espera de cerrar la temporada y el estudio, los apicultores gerundenses están satisfechos con los resultados obtenidos. Según cifras provisionales, la efectividad del tratamiento ronda el 70%, tal y como apunta el secretario de Apicultores Gerundenses Asociados, el experto en Vespa velutina Carlos López.

 

El 'método coreano' o 'troyano' está siendo utilizado en paralelo al sistema tradicional, que consiste en capturar avispas reinas en invierno y principios de primavera para conseguir que el resto de ejemplares jóvenes acaben muriendo en verano. Este año han logrado cazar 350 avispas reinas y, por tanto, han evitado el nacimiento de 350 nuevos nius.Presència territorial de la avispa asiàticaLa avispa asiática es una especie invasora que entró en Francia proveniente de China. Desde el sur del país vecino, se cree que saltó en el Alt Empordà a finales de 2011. Desde entonces, se ha esparcido por la Garrotxa, el Ripollès, la Selva, el Gironès, Pla de l'Estany y el Valle de Arán. También se ha detectado algún ejemplar en puntos concretos del Vallès y Osona, pero parece que la presencia es mucho menor en comparación a la de las comarcas de Girona y el Pirineo leridano. "De momento, la avispa velutina no se ha expandido más hacia al sur porque parece que el clima de Barcelona, ​​Tarragona y la llanura de Lleida no le acaba de gustar pero, en cambio, en los lugares donde ya había, vemos que la concentración es cada vez más alta ", explica López, que pone el ejemplo de Cantallops (Alt Empordà), donde el año pasado habían detectado un solo ejemplar de velutina y este año ya han visto entre ocho y deu.L'any pasado, los apicultores gerundenses recontar unos 140 nidos de avispas asiáticas. Este año, el número total crecerá hasta los 600 nidos, aunque no todos serán identificados. Por primera vez, han encontrado nidos subterráneos, lo que demuestra la adaptación del insecto al territori.En este sentido, López recuerda que "nunca" podrán detener la presencia de la avispa asiática en nuestro porque "encuentra un paraíso para alimentarse "en los bosques y campos catalanes. "Como mucho, lo que podremos hacer los apicultores, sea con el sistema que sea, es intentar defender nuestros colmenares", assegura.Les velutina, como todos los tipos de avispas, son carnívoras. Suelen hacer un vuelo estático y continuo ante los colmenares para capturar estos insectos y alimentar así las crías de avispa asiática que permanecen en los nidos.

 

Para evitar ser cazadas, las abejas dejan de salir a recoger agua o néctar, y esto produce una caída en la producción de miel. De ahí la preocupación del sector apícola por la proliferación de esta especie invasora.Males perspectivas de la collitaPel cuanto a las previsiones de la cosecha, los apicultores no son muy optimistas. El inicio de primavera fue "excelente" para flores como el romero florecieron bien. Las intensas lluvias que cayeron los meses siguientes estropear la primera parte de la campaña, que acabó de hundirse por un verano muy caluroso y seco. Las flores estaban "completamente secas", explican. Sólo se salvó la producción de miel de castaño en puntos más altos como el Montseny.Ara, los apicultores viven pendientes del cielo. Si las lluvias de los últimos días se mantienen y caen de forma continua, sin hacer estragos, el agua podría penetrar en el fondo de las plantas y hacer brotar el madroño, la hiedra y algunas plantas silvestres.A Cataluña se producen anualmente unas 2 , 7 toneladas de miel. Unos 450.000 kilogramos provienen de la demarcación gerundense. Los precios, por kilo, de las mieles monoflorales envasadas rondan los 7-8 euros y las milflores, los 6-7 euros.


 Nota:  Las opiniones expresadas por el autor, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción AGA


Fuente: ccma.cat (TV3)
Facebook: Apicultors Gironins Associats
Twitter: @AGA_Catalunya
Google+: Apicultors Gironins
Pinterest: AGA Apicultors Gironins Associats

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar